LAS QUEJAS Y LAS FORMAS MÁS SUTILES DE NEGATIVISMO

Resultado de imagen de LAS QUEJAS Y LAS FORMAS MÁS SUTILES DE NEGATIVISMO

Lo cierto es que la queja es una parte importante de la vida y la educación, sobre todo impera más en un estrato que en otro de la sociedad.

Las quejas en uno mismo producen ineficacia, pero en otra persona, esa misma queja puede producir eficacia. Por una parte las quejas son importantes a la hora de cuestionar si algo funciona o no. Por lo tanto lo importante es proponer quejas mentales y no emocionales. Quejas para solucionar no para amargar.

Si entramos en la negatividad nos encontramos con vampiros de la energía y obstáculos en el camino del éxito. Por ello debemos ser positivos con las estrategias que convierten la energía  negativa en soluciones positivas. Después de todo, cada queja representa la oportunidad de transformar algo negativo en una acción positiva. Podemos usar las reclamaciones de un cliente para mejorar nuestro servicio. Las quejas del empleado pueden servir como un catalizador de la innovación y los nuevos procesos. Y nuestras propias quejas pueden interpretarse como señales que nos indican qué es lo que no deseamos, para que podamos concentrarnos en lo que nos apetece.

LAS TRES HERRAMIENTAS PARA NO QUEJARSE

  1. El pero_Técnica Positiva. Esta sencilla estrategia le ayudará a convertir sus quejas en pensamientos, soluciones y acciones positivas. Opera del siguiente modo: cuando usted reconozca que se está quejando, simplemente añada la palabra pero y luego agregue una acción o pensamiento positivo. Por ejemplo:

-No me gusta conducir hasta el trabajo durante una hora, pero agradezco poder                   conducir y tener un empleo.

-Detesto no estar en forma, pero me gusta sentirme bien, de modo que me                             concentraré en el ejercicio y en seguir una dieta apropiada.

 

  1. Concéntrese en lo que “puede hacer”, en lugar de en lo que “tiene que hacer”. A menudo nos quejamos y nos concentramos en lo que tenemos que hacer. Decimos cosas como: “Tengo que ir a trabajar”, “Tengo que conducir”, “Tengo que hacer esto o aquello”. Cambie su perspectiva y comprenda que no tiene que hacer algo, sino que puede hacerlo. Usted puede vivir su vida. Puede ir a trabajar mientras muchos están en el paro. Puede conducir, a pesar de que haya mucho tráfico, mientras que muchos ni siquiera tienen un coche o están demasiado enfermos para viajar. Concéntrese en lo que puede lograr. Concéntrese en la gratitud.

 

  1. Transforme las quejas en soluciones. La meta no es eliminar todas las quejas. La intención es eliminar las quejas sin fundamento que no sirven a ningún propósito importante. Lo opuesto a la queja sin fundamento es la queja justificada. La primera es negativa, la segunda es positiva. La diferencia radica en la intención. Con la queja sin fundamento, usted se concentra estúpidamente en los problemas, mientras que, con la queja justificada, usted identifica un problema y la queja le conduce a una solución. Cada queja representa una oportunidad para convertir lo negativo en positivo.

 

CINCO COSAS QUE SE DEBEN HACER EN LUGAR DE QUEJARSE

  1. Utilice el agradecimiento. Las investigaciones muestran que, cuando expresamos nuestro agradecimiento tres veces por día, obtenemos un aumento considerable de la felicidad que nos eleva moralmente y nos da energía. Además, es fisiológicamente imposible estar estresado y agradecido a la vez. Estos dos pensamientos no pueden ocupar nuestra mente al mismo tiempo. Si usted está concentrado en la gratitud, no puede ser negativo. También puede dar energía y comprometer a sus compañeros de trabajo haciéndoles saber que usted está agradecido a ellos y reconoce su trabajo.
  2. Elogie a los demás. En lugar de quejarse de los errores cometidos por los otros, empiece a concentrarse en lo que hacen correctamente. Elógielos y procure que consigan más éxitos como resultado. Desde luego, señale sus errores para que puedan aprender y crecer, pero procure ofrecer tres veces más elogios que críticas.
  3. Concéntrese en el éxito. Inicie un diario del éxito. Cada noche antes de acostarse, anote algo importante acerca de su jornada: un logro, una conversación fructífera o algo de lo que está orgulloso. Concéntrese en su éxito y estará preparado para crear más éxitos mañana.
  4. Ignore lo que no puede controlar. Concéntrese en las cosas que es capaz de cambiar, y deje pasar las cosas que están fuera de su control. Cuando usted no intenta controlarlo todo, las cosas de algún modo se resuelven.
  5. Rece y medite. Las investigaciones científicas muestran que estas prácticas diarias reducen el estrés, aumentan la energía positiva y favorecen la salud, la vitalidad y la longevidad. Cuando usted siente la urgencia de quejarse o está extremadamente estresado, deténgase, tranquilícese, conéctese con el poder superior y reponga las energías.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s