INEFICACIA DEMOSTRADA DE LA COMISIÓN EUROPEA EN EL CASO XYLELLA FASTIDIOSA

j

En 2014 se registraron 4 detecciones de la bacteria en plantas de café originarias de Costa Rica y otra detección más en otra planta de café procedente de Honduras. Al año siguiente se produjeron otras dos identificaciones de Xylella: una en plantas Mandevilla sanderi (jazmín brasileño) enviadas a Europa desde Brasil y otra más en un cargamento de plantas de café remitido desde Honduras. Durante 2016, 2017 y 2018 se llevaron a cabo un total de 5 nuevas identificaciones de Xylella, en esta ocasión localizadas en plantas de geranio, nogal, frambuesa y zarzamora originarias de México y Estados Unidos.

“En otras palabras, que desde 2014, la Comisión Europea reconoce a través de sus propias estadísticas la detección de, al menos, 12 casos de Xylella en partidas de material vegetal de terceros países, lo cual contrasta poderosamente con el hecho de que en los años anteriores la presencia de la bacteria pasase del todo desapercibida para los inspectores de la UE”, comentan desde la organización.

“Lo que es obvio -lamenta su presidente Cristóbal Aguado- es que no se puede encontrar lo que no se busca y resulta escandaloso y, desde luego, inaceptable que las autoridades comunitarias no comenzasen a detectar la presencia en las importaciones de una bacteria peligrosísima y perfectamente conocida e identificada en el mundo hasta que la tuvimos dentro del territorio europeo. La consecuencia es que miles de agricultores están

k

 pagando un alto precio por la negligencia de aquellos que deberían proteger a sus administrados y es imprescindible adoptar medidas rotundas para terminar con esta sensación de impunidad”.

Las propias estadísticas oficiales de la Unión Europea (UE) revelan que los servicios de inspección no detectaron ni un solo caso de la presencia de la bacteria Xylella fastidiosa en los cargamentos vegetales importados de terceros países -convertidos en foco fundamental de la transmisión de nuevas plagas agrarias- hasta un año después de que se declarase la citada enfermedad en una explotación de olivos de Italia.

Esta desgraciada circunstancia, de la que informa AVA ASAJA en nota de prensa, tuvo lugar en 2013 y desde entonces la Xylella se ha extendido también a determinadas regiones de Francia y de España, donde está causando estragos en la Comunitat Valenciana, Baleares y, en menor medida, en Madrid y Andalucía.

http://www.agroinformacion.com/la-ue-no-detecto-la-presencia-de-xylella-en-las-importaciones-vegetales-hasta-un-ano-despues/

El caso es que existe un producto que las administraciones de muchos países han prohibido, como en el caso de España y se trata de Dióxido de Cloro = Clorito de Sodio (MMS). Ha dado buenos resultados contra otra bacteria muy peligrosa, Erwinia amylovora, conocida como fuego bacteriano, en perales y otros frutales. ¿Por qué no se prueba al menos?

¿Llegará el día en el que cuando les propongamos a nuestros hijos dar una vuelta por el campo y echemos a andar sin encontrarlo? ¡¡La tierra ya no estaba allí!! Ni siquiera nos habíamos percatado de ello, ocupados como estábamos en traicionarla.

Para hablar de valores es necesario que los produzca el propio país, además de saber para qué sirven.

Otros enlaces de relacionados:

https://vrilecologico.wordpress.com/2017/05/28/mms-contra-xylella-fastidiosa/

https://vrilecologico.wordpress.com/2017/03/04/xylella-fastidiosa-agenda-fastidiosa/

http://www.ecoticias.com/sostenibilidad/136630/Palma-de-Mallorca-Medio-centenar-de-personas-se-forman-sobre-Xylella-fastidiosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s