EL CONSEJO DE LA ASOCIACIÓN MÉDICA MUNDIAL QUIERE PARAR A LAS PSEUDOTERAPIAS

j

Estos son los artífices que nos quieren privar de las medicinas que curan sin efectos secundarios.

El Consejo de la Asociación Medica Mundial se reunirán en Riga (Letonia) y hablarán a petición de médicos españoles, sobre cómo parar las Pseudoterapias (Fitoterapia, Homeopatía, Acupuntura, Yoga y un largo etc. calificado de técnicas sectarias).

Los que llevan esta iniciativa en España es la Organización Médica Colegial (conjunto de todos los colegios médicos provinciales). Este es el panfleto que presentaran en el encuentro.

Pseudoterpias que ellos mismos practican a nivel privado y que se niegan a que entren en la sanidad Pública tal y como recomienda en su Plan Estratégico la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Quieren privatizar al máximo las técnicas que funcionan y dejar para las sanidades Públicas solo la alternativa química y patentable de tratamiento con muchos efectos secundarios. Tantos que ya significan la 3ª causa de muerte.

Y, ¿HACIA DÓNDE NOS DIRIGIMOS?

¿VACUNAS COMESTIBLES?

Una buena noticia para los más chicos: en un futuro no muy lejano algunas vacunas inyectables serán reemplazadas por vacunas que se comen. Se trata de vacunas contenidas en frutas u hortalizas, y que al ingerirlas en estos alimentos nos protegen contra determinadas enfermedades. Esto es posible gracias a la biotecnología vegetal, que permite no sólo mejorar los cultivos y los alimentos, sino también producir en las plantas compuestos que nada tienen que ver con éstas. En el caso de las vacunas comestibles, se transfiere a la planta un gen del agente infeccioso (por ejemplo, el virus de la hepatitis B), para que ahora sea la planta quien fabrique el producto de este gen en las hojas, tubérculos o granos. Este nuevo compuesto se denomina “antígeno”, y al entrar en contacto con la mucosa del tracto digestivo genera una respuesta inmune protectora. Esto quiere decir que cuando ingrese el patógeno, nuestro organismo podrá defenderse de la infección. Además de evitar los pinchazos, las vacunas comestibles tendrían otras ventajas: son baratas y no requieren de refrigeración para ser almacenadas. Actualmente se están ensayando en humanos vacunas comestibles contra el cólera (en papa), rabia (en espinaca) y hepatitis B (en lechuga), entre otras. Otros proyectos incluyen el uso de bananas, tomates y arroz. También los animales se podrán beneficiar con esta tecnología, tal es el caso de la alfalfa modificada genéticamente para proteger al ganado de la fiebre aftosa, de plantas de tabaco que producen una vacuna contra el rotavirus bovino y de plantas de papa transgénicas que combaten la enfermedad de Newcastle en aves (todos corresponden a desarrollos argentinos).

TODO ESTO DIRECTAMENTE PARA NOSOTROS, LOS HUMANOS, PERO TAMBIÉN PARA LAS PLANTAS, NUESTRO ALIMENTO. Tendrán UNA VACUNA, PARA PLANTAS COMESTIBLES. Se trata de una alternativa a los pesticidas.

Las enfermedades y plagas de las plantas causan pérdidas considerables de cultivos y amenazan la seguridad alimentaria mundial. Tradicionalmente se han combatido con pesticidas químicos, que se diseminan por todo nuestro entorno y pueden ser peligrosos para la salud humana, otros organismos y para el medio ambiente.
Por estos motivos se están buscando nuevas tecnologías que reemplacen los pesticidas tradicionales utilizados para proteger las plantas, particularmente las comestibles como los cereales. Ahora, un nuevo proyecto de colaboración entre la Universidad de Helsinki y el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) está arrojando luz sobre la eficacia de las vacunas basadas en ARN, respetuosas con el medio ambiente, que protegen a las plantas de enfermedades y plagas. Los resultados se han publicado en Plant Biotechnology Journal.

“Se trata de un nuevo enfoque para la protección de plantas que implica la vacunación de plantas contra patógenos con moléculas de ARN bicatenario que pueden rociarse directamente sobre las hojas – explica Minna Poranen, autora principal del estudio, en un comunicado –. El reto en el desarrollo de vacunas basadas en ARN implica la producción de ARN, que se producen por medio de síntesis química, como moléculas de fármacos y con fines de investigación, pero tales métodos de producción son ineficaces y caros para la protección de las plantas”.

La nueva vacuna desencadena un mecanismo conocido como interferencia de ARN, que es un mecanismo de defensa innato de plantas, animales y otros organismos eucariotas contra los patógenos. La vacuna puede dirigirse al agente patógeno elegido mediante el uso de moléculas de ARN que comparten identidad de secuencia con los genes de la plaga y evita su expresión.

Esto significa que las moléculas de ARN no afectan la expresión de genes en la planta protegida, sino que solo se dirigen a la enfermedad o plaga de la planta. El ARN también es una molécula común en la naturaleza que se degrada rápidamente en lugar de acumularse en el medio ambiente. El problema lo señala la propia Poranen: “Es difícil predecir cuándo estará disponible la vacuna porque aún no existe una legislación sobre este tema”.

Y ES QUE VAMOS CAMINO, SIN DARNOS CUENTA, HACIA UNA ESQUIZOFRENIA SOCIAL.

Vivimos en una época donde quieren que los sacerdotes se casen y que los casados se divorcien.
Quieren que los heterosexuales tengan relaciones sin compromiso, pero que los gays se casen en la iglesia.
Que las mujeres tengan cuerpos masculinizados y se pongan como hombres y tomen papeles masculinos. Quieren que los hombres se conviertan en “frágiles” y delicados y como si fueran mujeres.
Un niño con sólo cinco o seis años de vida tiene derecho a decidir si será hombre o mujer por el resto de su vida, pero un menor de dieciocho años no puede responder por sus crímenes.
No hay vacantes para los pacientes en los hospitales, pero está el incentivo y el patrocinio para quien quiere hacer cambio de sexo.
Hay un seguimiento psicológico gratuito para quien desea dejar la heterosexualidad y vivir la homosexualidad, pero no hay ningún apoyo de este mismo para quien desea salir de la homosexualidad y vivir su heterosexualidad y si intentan hacerlo, es un crimen.
Estar a favor de la familia y la religión es una dictadura, pero orinar sobre los crucifijos, desbaratar iglesias es libertad de expresión.

La conclusión es que se necesitan neurogüevis – neurovaris. Me explico.

Las neuronas se encuentran en mayor proporción en el cerebro, pero también en el corazón y los intestinos. Algunas neuronas, ávidas de aventura llegan a las zonas erógenas y allí se instalan encontrando el lugar acogedor. A tamaño valor de peregrinaje se le conoce como “ole tus neurogüevis – neurovaris”… Por eso cuando los hombres – mujeres realizan hazañas peligrosas y/o desconocidas se les dice “vaya cojons – ovaris que tiene”. En realidad todo es resultado de una información extra, que no todos la aprovechan, por eso sólo algún@s dicen lo que les sale de los coj…ova…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s