SIGUE LA CAMPAÑA DE DESPRESTIGIO A LAS “LECHES” VEGETALES

k

Si los niños no beben leche, no crecerán bien, ¿eso es verdad?

Con este tipo de argumentos siempre pienso lo mismo: el márquetin ha hecho perfectamente su trabajo, y es que el miedo y el sentimiento de culpabilidad es un método de presión que siempre da sus frutos. “Pero cómo no voy a tomar leche, ¿y mis huesos?”, podría exclamar cualquier persona de mediana o edad avanzada. Y aún es peor el sentimiento de culpa que cualquier madre o padre puede sentir si no aporta el calcio de la leche o del yogur para asegurarse que sus hijos crezcan grandes y fuertes. La industria láctea ha conseguido que un “alimento”  no consumido durante millones de años de evolución, ahora sea imprescindible para la salud de una población sumida en la abundancia. Además, antes gozábamos de una increíble salud ósea y, en cambio, ahora que tomamos más lácteos que nunca, nuestros huesos son frágiles y se nos rompen a la mínima con cierta edad.

La comunidad china tradicionalmente no toman ni han tomado lácteos como parte de su dieta. En China se encuentran unas de las cifras de osteosporosis más bajas del mundo y en EE.UU. y Europa se encuentran las poblaciones con los índices más altos de fragilidad ósea (Kanis et al. 2012), destacándose como los mayores consumidores de lácteos. Datos curiosos que invitan a reflexionar.

Por otra parte no podemos olvidar el estrés de los animales, la medicación sistematizada, los piensos elaborados (Pirsaheb et al., 2015) con cereales y legumbres transgénicos y cargados de herbicidas y fitosanitarios, así como el procesado de este líquido blanco resultante. El sabor de la leche que tomaban nuestros abuelos y abuelas recién ordeñada no tiene nada que ver con lo que tenemos hoy en día. ¡Ah! Me pillasteis, si tienen algo en común, el color blanco.

En caso de tomar lácteos lo aconsejable es que su origen sea ecológico y que proceda de vacas alimentadas con hierba (Coppa et al. 2013; Croissant et al. 2007). Y es que hay que destacar que la pasteurización reduce de forma significativa el contenido de vitaminas del grupo B, C y E, así como ciertas enzimas como la lactasa, que ayudaría en la digestión de la lactosa (Macdonald et al. 2011).

No quiero extenderme pues ya he tocado ese tema en anteriores entradas de las que os dejo los enlaces.

https://vrilecologico.wordpress.com/2017/08/25/la-leche-uht-inflama-las-mucosas-intestinales-segun-estudio-del-irta/

https://vrilecologico.wordpress.com/2017/01/21/el-ser-humano-en-unico-animal-que-no-se-desteta/

 https://vrilecologico.wordpress.com/2017/05/29/que-esconde-el-ministerio-con-el-retraso-del-nuevo-etiquetado-de-la-leche-una-campana-mediatica-de-la-leche/

 https://vrilecologico.wordpress.com/2017/06/24/primer-paso-de-la-promocion-de-los-productos-lacteos-prometida-para-2017-2018/

 https://vrilecologico.wordpress.com/2017/08/10/las-matematicas-y-la-leche/

 Este enlace es para aquellas personas interesadas en conocer como es el nuevo pienso para terneras.

 https://vrilecologico.wordpress.com/2017/12/28/lanzan-un-nuevo-pienso-para-conseguir-el-maximo-desarrollo-de-la-ternera-en-los-primeros-meses-de-vida-y-asi-la-mama-vaca-produzca-mas-leche/

 He leído un artículo donde se compara nutricionalmente la leche de vaca con las denominadas “leches” vegetales. Podemos ver que se trata, como ya postulé en anterior entrada, de una campaña de desprestigio a las “leches” vegetales, que de hecho, legalmente no se pueden llamar “leches”, pues la normativa que sacaron lo prohíbe.

Aquí os dejo con el artículo en cuestión. Para aquellas personas que conozcan este tema, verán que tengo razón en lo que digo. Para las que no estén tan puestas en el tema, esta es una buena oportunidad para contrastar información.

 

¿QUÉ LECHE VEGETAL SE ACERCA MÁS NUTRICIONALMENTE A LA DE VACA?

Aunque las llamadas ‘leches’ vegetales llevan varios años en el mercado y se consideran una alternativa saludable para quienes presentan una intolerancia a la lactosa, hasta ahora se han hecho pocos estudios para comparar los beneficios o desventajas que pueden aportar.

Investigadores de la Universidad Mc Gill de Montreal (Canadá) han visto que la de soja es la `leche’ vegetal que más se acerca a la leche de vaca en cuanto a su contenido nutricional, en comparación con otras como la de almendra, arroz o coco.

Aunque las llamadas ‘leches’ vegetales llevan varios años en el mercado y se consideran una alternativa saludable para quienes presentan una intolerancia a la lactosa, hasta ahora se han hecho pocos estudios para comparar los beneficios o desventajas que pueden aportar.

En este trabajo, publicado en la revista ‘Journal of Food Science and Technology’, los autores analizaron los cuatro tipos más comunes (soja, almendra, coco y arroz) y compararon sus valores nutricionales con los de la leche de vaca.

En todos los casos analizaron versiones sin azúcar de las diferentes leches, teniendo en cuenta una ración de 240 mililitros. Y aunque esta última sigue siendo la que aporta más beneficios, tras ella la de soja resulta claramente la ganadora.

La de soja es ampliamente consumida por sus beneficios para la salud relacionados con las propiedades antitumorales de unos fitonutrientes llamados isoflavonas. Sin embargo, preocupa su sabor y la presencia de antinutrientes o sustancias que reducen la ingesta de nutrientes y la digestión.

En el caso de la ‘leche’ de arroz destaca por su sabor dulce pero su valor nutricional es bajo. Aparte del alto contenido de carbohidratos, su consumo descontrolado puede causar desnutrición, especialmente en los bebés.

Por otro lado, la ‘leche’ de coco no aporta proteínas y ofrece pocas calorías, ya que la mayoría de ellas proceden de la grasa. En cambio, su consumo puede ayudar a reducir los niveles de lipoproteínas de baja densidad (colesterol malo) que se asocian con enfermedades cardiovasculares.

Además, la ‘leche’ de almendras aporta un alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados, que se consideran útiles en la pérdida de peso y el control del peso, pero necesita otros alimentos complementarios para aportar los nutrientes esenciales.

Frente a todas ellas, los autores recuerdan que la leche de vaca es un alimento completo y saludable que proporciona todos los nutrientes principales, como grasas, carbohidratos y proteínas, muchas de ellas claves para el sistema inmune.

No obstante, los autores también alertan de los riesgo de su consumo, como la posible presencia de varios patógenos como la ‘Salmonella spp’ o el ‘Escherichia coli’, o la posibilidad de que se desarrollen alergias o intolerancias.

Fuente:

http://www.ecoticias.com/vida-saludable/180203/iquest-Que-leche-vegetal-se-acerca-mas-nutricionalmente-a-la-de-vaca?utm_source=MailingList&utm_medium=email&utm_campaign=NO+a+la+incineradora+de+Valdeming%C3%B3mez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s