EL BATALLÓN SAGRADO DE TEBAS, UN CUERPO DE ÉLITE MILITAR DE PEDERASTAS Y HOMOSEXUALES

k

La pederastia militar

Señala el profesor G. Fatás, que en numerosas instituciones de carácter guerrero, como en los Templarios o en las juventudes Hitlerianas, o en la propia ciudad de Esparta, la amistad varonil alcanza altos valores. Es por ello que una de las más frecuentes acusaciones hacia los templarios son las prácticas de conductas homoeróticas.

Según nos cuenta Estrabón, los adolescentes en Creta, de orígenes aristocráticos eran instruidos a través de esta institución pedrástica de carácter militar. El joven, según daba sus primeros signos de pubertad, era “raptado” por un adulto, el cual se lo llevaba al campo a vivir con él durante dos meses. Durante ese tiempo era instruido en las más variadas artes y disciplinas, incluyéndolo entre sus amistades. Queda incluida la instrucción sobre los placeres de la vida, lo que incluía prácticas de carácter homosexual.

Cuando terminaba la instrucción volvía a su casa junto con algunos regalos y era escudero de su amante, formando parte de una especie de caballería, la de los kleinoi, “los ilustres”.

Varios estudios antropológicos han demostrado como en muchas sociedades guerreras la penetración anal entre hombres es común, ya que implica un rito de iniciación, donde a través del semen, se transmite la fuerza guerrera del hombre al adolescente.

Como ejemplo de esta pederastia militar y su eficacia en el campo de batalla tenemos:

-Esparta: Esta ciudad parece ser la primera que practicó el nudismo atlético y fue una de las primeras en institucionalizar la pederastia como instrumento ideal para la educación de nuevos ciudadanos libres, siendo obligatoria su participación para los homoioi, la clase dominante.

Varios autores, entre ellos Plutarco, han recogido que la pederastia espartana era casta, una relación como de padre–hijo y no como amante-amado. Por otra parte, algunos testimonios arqueológicos parecen desmentir esta teoría, ya que en la isla de Tera se han encontrado graffitis en las proximidades de un gimnasio donde sus autores alardean de sus conquistas sexuales masculinas.

-Tebas: Ciudad también célebre por la práctica pederasta, con el mito fundacional de la ciudad. Este mito trata del secuestro por parte del rey Layo al hijo de Pélope, Crisipo. La mala prensa ateniense los acusaba de ser una ciudad donde se practicaba una pederastia libre y sin ningún tipo de restricción.

Anualmente celebraban un festival gimnástico, las Yolaia, en honor a Yolao, quién fue el erómeno de Heracles. Pero esta ciudad pasó a la historia por su famoso Batallón Sagrado.

El Batallón Sagrado de Tebas

Allá por el s. IV a.C., este batallón barrió del campo de batalla a los espartanos y sólo sucumbieron ante los ejércitos del gran Filipo de Macedonia y su hijo Alejandro Magno.

Este cuerpo de élite estaba formado por 300 hombres casi invencibles unidos por lazos de amor y fraternidad, ya que estaba compuesto por 150 parejas de amantes masculinos. La pareja era un hombre de mayor edad, “heniochol”, el conductor y un pupilo o compañero “paraibatal”.

Como indica Platón, el mayor deshonor al que estaba expuesto un hombre era realizar acciones deshonrosas delante de su amante, por lo que un ejército formado por amantes evitaría realizar acciones vergonzosas en la derrota, pero también evitará tomar acciones crueles en la victoria.

El otro pilar sobre el que se basaba este temible ejercito era la solidaridad entre sus integrantes, ya que ningún sentimiento o motivación es más poderoso que el intento de salvar la vida a la persona que amas y ninguno tan terrible como la venganza ante la pérdida del ser amado, por lo que la ferocidad de estos ejércitos también sería terrible.

Estrategia militar

La fuerza de este ejército no sólo estaba basada en el amor, también en el estudio de la formación rival y su mejor forma de vencerla.

Los ejércitos griegos estaban formados por hoplitas, soldados de infantería pesada, cuya formación de batalla preferida era la falange. Un hoplita en formación estaba protegido por la mitad derecha de su escudo (llevado en su brazo izquierdo) y por la mitad izquierda del escudo del hombre situado a su derecha. Por lo que durante el combate los hombres trataban de acercarse a su compañero produciendo una desformación del frente del cual se inclinaba hacia la derecha, para evitar esto tradicionalmente se ponían las mejores tropas en el ala derecha.

Epanimondas, utilizó una estrategia para vencer a sus rivales, sustituyó la falange continua tradicional por una línea en cuña y de mayor profundidad, donde el Batallón Sagrado situado en el ala izquierda del frente cargaría contra las tropas de élites rivales, su mayor empuje y fuerza de carga les permitió arrollar el frente derecho enemigo y rodear al resto del ejército.

j       o

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s