NUESTRAS EMOCIONES AFECTAN DIRECTAMENTE LA ESTRUCTURA DE NUESTRO ADN

emociones

La vida diaria que percibimos con nuestros cinco sentidos no es realidad. La física cuántica ha mostrado que el espacio y tiempo son ilusiones de la percepción. Por lo tanto, nuestros cuerpos no pueden ser realidad si ocupan un espacio.

Ernest Rutherford realizó un experimento en Manchester que le reveló la forma del interior del átomo. Los científicos se conmocionaron al descubrir que el átomo es en su mayoría un espacio vacío. La pregunta entonces fue: ¿Cómo es posible que este átomo vacío pueda formar el mundo sólido que nos rodea? La materia vacía dentro de los bloques más básicos en la construcción de existencia perceptible, es maleable y moldeada a través de la intención (Leer El Arte de Ensoñar de Carlos Castaneda). Esto significa que la conciencia le da forma a nuestra realidad.

Esto parece difícil de entender para la mayoría, pero es entendible ya que en los tiempos modernos, se nos enseña a temprana edad cómo pensar tangible y racionalmente. Este es un método de educación orientado al cerebro izquierdo y tiene más efectos dañinos que el crédito que se le ha dado. El cerebro izquierdo tiene que ver con la lógica, detalles, hechos, patrones, practicabilidad, ciencia y matemáticas. Mientras que el lado derecho tiene que ver con sentimientos, intuición, símbolos, imágenes, toma de riesgos, filosofía y religión.

Ver película-documental “La Educación prohibida”.

http://www.labioguia.com/notas/la-educacion-prohibida

Con la presión deliberada del sistema para controlar los programas educativos generación tras generación, la juventud es enseñada a enfocarse únicamente en los hechos, figuras y números. Utilizan la repetición para entrenar a los niños subconscientemente para aceptar lo que están aprendiendo. Los niños no son recompensados al cuestionarse la validez de la información que reciben.  Sin embargo, los niños, quienes ciegamente aceptan la información como válida y simplemente repiten mecánicamente la información cuando es hora de hacer un examen, esos niños serán quienes tomen las decisiones en el futuro, dentro del gobierno, para hacer las leyes, en el campo de la medicina, negocios y cualquier otra profesión de poder y prestigio.

El efecto más perjudicial de ser alejado del pensamiento holístico (con el cerebro completo) hacia un estricto pensamiento del lado izquierdo, es lo que se conoce como la supresión de lo femenino. Todo género masculino y femenino tiene ambas cualidades, masculino y femenino. No tiene nada que ver con el hombre o mujer. Y esto es representado por el lado derecho e izquierdo del cerebro.

Yin-Yan, negro-blanco, luz-oscuridad y cualquier otra dualidad. Ambos son vitales para nuestra salud física y espiritual. En el antiguo Egipto, la mujer era quien heredaba el trono. El hombre con quien ella elegía casarse, se convertía en Faraón. Esto era una representación de la tradición de la diosa que ha sido destruida para introducir una sociedad patriarcal dominada por el hombre. Al suprimir lo femenino en cada sociedad, y forzar a la gente a pensar estrictamente con el lado izquierdo del cerebro, la habilidad natural del ser humano para sentirse terrenal, cósmico y con energía personal, se perdió. Las tradiciones de los chamanes, brujos, magos, psíquicos y videntes de todo tipo, fueron prohibidas, ridiculizadas y se les dio el estigma de las películas de Hollywood.

Todas las religiones dicen que somos hijos de Dios y cómo su esencia está dentro de nosotros. Si uno elimina la representación humanizada de Dios y se comprende que Dios no es más que la red espiritual que conecta todas las cosas, las escrituras religiosas comienzan a tener más sentido. Nuestros cuerpos son los contenedores del espíritu para reunir experiencias para la mente divina. De esta manera la evolución es posible.

Así como la música de la radio es una manifestación física de la señal intangible, la experiencia de nuestras emociones es la manifestación física de una señal intangible también. Se ha demostrado que las emociones tienen una frecuencia vibratoria. Es más, sólo existen dos emociones que los seres humanos pueden experimentar: amor y miedo. El resto de las emociones son derivadas directa o indirectamente de estas dos. El miedo tiene una larga y lenta frecuencia vibratoria, mientras que el amor tiene una rápida y alta frecuencia vibratoria. Para demostrar que la vibración es la fundación de la existencia, Hans Jenny desarrolló lo que se conoce como “Cymatics” en los años 40, para demostrar que cuando las vibraciones del sonido pasan a través de un medio, hay un patrón fijo que la acompaña. Cuando la frecuencia incrementa, el medio se torna en un patrón más complejo. Esto es precisamente lo que le está sucediendo al planeta y a la humanidad.

miedo amor

Existen 64 códigos posibles de aminoácidos en la estructura de nuestro ADN compuestos de cuatro elementos: carbono, oxígeno, hidrógeno y nitrógeno. Por lógica todos deberíamos tener los 64 códigos activados dentro de la estructura del ADN. Sin embargo, actualmente sólo tenemos activos 20 códigos. De todas estas 64 posibilidades, parece que sólo 20 de estos códigos están activos en este momento, por eso los 20 aminoácidos. Existe un interruptor que apaga y enciende a los códigos donde se sitúan, y ese interruptor que los apaga y enciende es lo que llamamos EMOCION. Esta es la primera vez que vemos el patrón de las emociones vinculadas física y directamente con el material genético humano. El MIEDO es una onda larga y lenta de emociones que toca relativamente pocos puntos en el ADN. Por lo tanto un individuo viviendo con MIEDO está limitando al número de antenas que tiene disponible. Mientras que un individuo viviendo en el patrón del AMOR tiene una frecuencia más alta con una onda más corta y así existen más sitios potenciales para codificación a lo largo de este patrón genérico.

La frecuencia del amor sólo sirve para aprender, para crear un estado mental más susceptible para asimilar información. El universo es mental y el amor es  un vehículo para captar información mental. El miedo te ancla en una o unas únicas informaciones.

Para vencer y asimilar nuestras emociones, debemos aceptarlas y no combatirlas; tenemos que reconocerlas y permitirles servir a su propósito a medida que aprendemos de ellas. Jung dijo: cuando un conflicto interior se reprime, relegándolo a la oscuridad, aparece exteriormente como un destino. Por tanto, aceptar que experimentamos lo negativo y positivo en nuestras vidas y entender el propósito de cada una de ellas, nos hace sintonizar con el ritmo del universo, escuchar su canción y aprender del sonido universal. Es decir, nos sanamos. Para conseguirlo, como todo, hay que trabajarlo y nada mejor para ello que elevar las vibraciones. En realidad no tienes que hacer nada, simplemente fluye según lo que tu corazón te inspire, haz aquello que te alegre y te haga sentir bien. Como todo está conectado, puedes elevar tus vibraciones ayudando a cualquier ser a sentirse mejor. Elevar las vibraciones de otros seres es lo mismo que elevar tus vibraciones.

Se ha demostrado que el ADN es como una antena para la regulación celular. Sabemos que la función principal del ADN es la de recibir y transmitir fotones, luz y sonido. ¿Para qué? Para la regulación celular, lo que significa que las moléculas de agua, el poder piramidal alrededor de las espirales de energía del ADN, absorben la energía espiritual de la vibración del AMOR y luego son expulsadas al exterior para manifestarse y precipitarse en un campo cuántico, la materia física del cuerpo.

Vladimir Poponin midió pequeñas partículas de luz llamadas fotones dentro de un tubo de vacío. Los fotones fueron esparcidos y luego fue introducida una muestra de ADN, los fotones permanecieron alineados en la misma forma que el ADN, ¡aún cuando ya no había ADN presente! A esto se le conoce como el “efecto fantasma del ADN”. La ciencia ha llenado un importante hueco entre lo físico y espiritual o etérico. Nuestras emociones afectan directamente la estructura de nuestro ADN, el cual a la vez forma directamente el mundo físico que experimentamos todos los días.

Según nos decía Hermes Trismegisto, en el principio de polaridad: Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s